Las nuevas condiciones de WhatsApp no te van a gustar, pero las tendrás que aceptar quieras o no

Las nuevas condiciones de uso de WhatsApp que tendrás que aceptar obligatoriamente son el punto de partida para la integración total de tus datos con Facebook.

Si has usado recientemente WhatsApp habrás visto la app te pide aceptar unas nuevas condiciones de uso para seguir utilizando el servicio. Pero, a diferencia de los cambios que ha incluido la aplicación en los últimos años, esta actualización de los términos de uso del servicio es la que allana el camino para la integración total de WhatsApp con Facebook.

A pesar de que Facebook apuntaba en el momento de la compra que ambos servicios (la red social y la mensajería) se mantendrían separadas, los movimientos de los últimos años han ido en sentido contrario. Los nuevos términos y condiciones de WhatsApp, que tendrás que aceptar antes del 8 de febrero de 2021, son la última consecuencia de esta integración que parece imparable.

Facebook tendrá todos tus datos de WhatsApp

Básicamente, para seguir usando WhatsApp a partir de ahora tendrás que aceptar la integración de todos tus datos con los servicios Facebook, incluyendo la trasferencia de:

La información de registro de tu cuenta (como tu número de teléfono), datos de operaciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúas con los demás (incluidas las empresas) cuando usas nuestros servicios, información sobre tu dispositivo móvil y la dirección IP; además, es posible que compartamos otros datos según se describe en la sección “Información que recopilamos” de la Política de privacidad, así como la información que obtengamos con tu consentimiento o mediante previo aviso

Es decir, al aceptar los nuevos términos de WhatsApp aceptas también las trasferencia de tus datos a Facebook con la excepción de las conversaciones. En ningún caso Facebook tendrá acceso a tus conversaciones, pero sí al resto de elementos que sirven para identificarte. Recordemos que las conversaciones de WhatsApp están cifradas de punto a punto, por lo que nadie puede acceder a ellas.

El número de teléfono, el modelo del móvil, la IP, etc. son elementos que se pueden cruzar para generar un perfil tremendamente detallado del usuario, sin que la compañía necesite acceder a las conversaciones o espiarte a través del móvil.

Como decimos, los nuevos TOS suponen, de facto, la integración de los datos de ambos servicios, quiera o no el usuario. Algo que, por cierto, Facebook anunció en julio y que es extensible a Messenger, WhatsApp e Instagram.

Hasta el momento, Facebook permitía (vía WhatsApp) que fuera el usuario el que elegía si quería compartir ciertos datos o no. Pero, a partir de la entrada en vigor de los nuevos TOS, se aplicará a todos los usuarios del servicio. Solo habrá una excepción.

Independiente para los usuarios europeos

La excepción, como siempre, serán los usuarios con cuentas europeas. A ellos no les afectará la integración de los datos entre ambas empresas. Se trata de una de las consecuencias directas de la GDPR, que limita el uso y la transferencia de los datos en casos como el de WhatsApp y Facebook –y también ocurrirá lo mismo con la reciente adquisición de Fitbit por Google–.

De hecho, los TOS de WhatsApp ya advierten de la situación en la Unión Europea respecto a los datos de los usuarios

Ambos servicios, no obstante, sí que comparten información relacionada con la infraestructura (analíticas, servidores o identificación del usuario para el servicio) mientras utilizas WhatsApp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by